Como consecuencia de la progresiva incorporación al grupo de nuevos investigadores en 2009 y 2010, las líneas de investigación, que siguen contemplando como objetivo preferente la edición de documentos procedentes de archivos eclesiásticos (capitulares, diocesanos y monásticos), se han ampliado (municipales, de cancillería real y notariales). Los componentes del grupo trabajan, además, en las siguientes líneas comunes de investigación:

•    Inventario y catalogación de archivos eclesiásticos.

•    Estudio y publicación de fuentes documentales medievales y modernas (monásticas, catedralicias, notariales, de cancillería real y municipales), de fuentes musicales de la época y de sigilografía.

•    Estudio de la sociedad aragonesa a través de documentos inéditos, como son los protocolos notariales, registros de cancillería real, documentos municipales (ordenanzas y libros de pregones), visitas pastorales, visitas ad limina, cartularios monásticos y libros litúrgicos.

El interés de los temas comunes en los que vienen trabajando los distintos componentes del grupo es fundamental para los historiadores (medievalistas y modernistas). Puesto que las fuentes representan “la materia prima” que el historiador precisa para llevar a cabo su misión, la edición de textos y documentos de archivo constituye una de las principales tareas que el historiador tiene que abordar para el desarrollo de su labor investigadora.